Raúl Finucci

LIBROS RECIBIDOS redacción@eltradicional.com.ar

LA TIERRA HECHIZADA de Atahualpa Yupanqui

Recopilación de Schubert Flores Vassella y Héctor Garcia Martinez

Editado por B.S.T (Bancos de Servicios y Transacciones. S.A)

250 páginas 

Es esta una recopilación de articulos, cuentos, relatos, recuerdos e impresiones de los viajes a Japón de Atahualpa Yupanqui, publicados en la revista FOLKLORE de los años 60,

que rescata un aspecto poco difundido de Yupanqui: su pensamiento filosófico profundo, algo que siempre le hemos escuchado a nuestro colaborador Héctor García Martínez, quien además nos recomendó especialmente la lectura de una charla que el maestro tuvo con estudiantes de Concepción del Uruguay en Entre Ríos, en 1963 y que es verdaderamente imperdible.

Es esta una edición de lujo, con tapas duras y en excelente papel ilustración  satinado. Contiene muchas fotografías (algunas desconocidas hasta ahora) y dibujos en colores.

Informes: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PARA LEER TODO

Para que todos puedan encontrar las notas que publicamos en esta página, les recomendamos que además de leer lo que aparece en el INICIO, se remitan a la barra horizontal de CONTENIDOS, porque allí aparece todo lo ya publicado. Es nuestro archivo de notas.

CURIOSIDAD ANTI MOSCAS

Se conocen como cebra a tres especies del género Equus propias de África, Equus quagga, Equus grevyi y Equus zebra; al mismo género que pertenecen también los caballos y los asnos.

Un estudio cintífico comprbó que las rayas de las cebrasrepelen a las moscas picadoras.

CURIOSO LIBRO

"El arte de morir" es un curioso libro que cuenta y muestra cómo morir bien, editado en el siglo XIV. Propiedad del Gutemberg Museum.

INVITACIÓN DEL ARCHIVO GRAL. DE LA NACIÓN

El Archivo General de la Nación nos invita a la Muestra "Guillermo Brown, Estrategia Naval de la Independencia" el martes 15 de abril a las 13 hs.

"Nada" nunca es cierto...

Qué difícil es pensar en la historia y en la tradición cuando pasan tantas cosas espantosas en nuestra sociedad; “cosas” simplemente por generalizar, por no puntualizar. De todas maneras, y como siempre pensé que cada uno debe pelearle a la vida desde su lugar, aquí estoy una vez más escribiendo en mi computadora para un nuevo encuentro con usted. Gracias por permitirlo.

Me encantaría hablar de algún hecho que me haya conmovido después de la cabalgata que organizáramos en Luan Toro, es decir; me gustaría hablar de una jornada clasificatoria para el concurso de Palermo (S.R.A) de Aperos de Uso Tradicional, pero no puedo, porque las autoridades de “Nuestros Caballos”, esa “minirural” que inventaron cuando destrozaron la Exposición de Otoño de la Asociación de Criadores de Caballos Criollos que todos los amantes del tradicionalismo gaucho extrañamos, menos los criadores (o la mayoría de ellos), decidieron que no les interesa la tradición gaucha aunque los tradicionalistas seamos los que inventamos que el gaucho utilizaba caballos de raza Criolla, cuando en realidad no existieron hasta que Solanet decidió darle un “standard” y convertirlo en “raza” en 1924.

A mí es el caballo que más me gusta pero a decir verdad, cuando hablamos de la deaparición del gaucho originario, aquel que apareció en las costas de Maldonado y Buenos Aires, debemos entender que casi no existía cuando José Hernández escribió el Martín Fierro, que fue una denuncia por su persecución y eliminación.

Lo que quiero significar es que los tradicionalistas somos acaso quienes más hemos difundido la raza Criolla y nos dejan de lado en la exposición donde mejor están representados porque la inmensa mayoría de los caballos expuestos son criollos, a pesar de que los señores Dowdall, padre e hijo oportunamente, trataron de convencerme de que solo con caballos criollos no podía hacerse una exposición y la enorme diferencia en la presentación de cada raza, confirma que sin caballos criollos no puede hacerse esa “fiesta” cada vez más chica que hoy dura cuatro días.

Bueno, quería escribir sobre algún tema que tenga que ver con la tradición y lo encontré; parece que "nada" nunca es cierto. Como dice el dicho: “Comer y rascar, todo es empezar”.

"Nada" nunca es cierto...

Qué difícil es pensar en la historia y en la tradición cuando pasan tantas cosas espantosas en nuestra sociedad; “cosas” simplemente por generalizar, por no puntualizar. De todas maneras, y como siempre pensé que cada uno debe pelearle a la vida desde su lugar, aquí estoy una vez más escribiendo en mi computadora para un nuevo encuentro con usted. Gracias por permitirlo.

Me encantaría hablar de algún hecho que me haya conmovido después de la cabalgata que organizáramos en Luan Toro, es decir; me gustaría hablar de una jornada clasificatoria para el concurso de Palermo (S.R.A) de Aperos de Uso Tradicional, pero no puedo, porque las autoridades de “Nuestros Caballos”, esa “minirural” que inventaron cuando destrozaron la Exposición de Otoño de la Asociación de Criadores de Caballos Criollos que todos los amantes del tradicionalismo gaucho extrañamos, menos los criadores (o la mayoría de ellos), decidieron que no les interesa la tradición gaucha aunque los tradicionalistas seamos los que inventamos que el gaucho utilizaba caballos de raza Criolla, cuando en realidad no existieron hasta que Solanet decidió darle un “standard” y convertirlo en “raza” en 1924.

A mí es el caballo que más me gusta pero a decir verdad, cuando hablamos de la deaparición del gaucho originario, aquel que apareció en las costas de Maldonado y Buenos Aires, debemos entender que casi no existía cuando José Hernández escribió el Martín Fierro, que fue una denuncia por su persecución y eliminación.

Lo que quiero significar es que los tradicionalistas somos acaso quienes más hemos difundido la raza Criolla y nos dejan de lado en la exposición donde mejor están representados porque la inmensa mayoría de los caballos expuestos son criollos, a pesar de que los señores Dowdall, padre e hijo oportunamente, trataron de convencerme de que solo con caballos criollos no podía hacerse una exposición y la enorme diferencia en la presentación de cada raza, confirma que sin caballos criollos no puede hacerse esa “fiesta” cada vez más chica que hoy dura cuatro días.

Bueno, quería escribir sobre algún tema que tenga que ver con la tradición y lo encontré; parece que "nada" nunca es cierto. Como dice el dicho: “Comer y rascar, todo es empezar”.

El 1 de abril de 1801aparece en Buenos Aires el primer número del periódico “El Telégrafo Merantil”, político, económico, historiógrafo y rural del Río de la Plata.

Hemos leído esta particular visión sobre Mariano Moreno, y hemos consultado, ante el asombro que nos causara el artículo, a nuestro colaborador, el Dr. Guillermo Palombo quien nos enviara su categórica respuesta vía correo electrónico, texto que figura al final.

 

Segunda parte de la cabalgata por tierra ranquelina

Estancia "San Carlos", Luan Toro, Provincia de La Pampa.

Por Raúl Oscar Finucci
Fotografía: Agustín Lorences
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Poco a poco la niebla se fue disipando y el sol hizo la fuerza necesaria como para que el día fuese espléndido. Dejamos atrás los caldenes y algarrobos, la hacienda que se escabullía en el monte a nuestro paso, y fuimos llegando al campo abierto, porque adelante estaban los médanos, una imagen increíble donde aquella definición de “desierto” se hace realidad, aunque sabemos que en las épocas del gaucho no era una definición toponímica sino el significado de “la nada”, la posibilidad de morir a manos del “infiel”.

COMENZAMOS EL AÑO BIEN…

Como habíamos prometido, marzo sería el mes del lanzamiento de nuestra página web, que si bien está terminada hace un par de meses y cargado con alguna información, ahora comienza a moverse cotidianamente. Nuestra idea es cargar cosas diariamente aunque existen días en que es imposible. Lo que si les puedo decir es que semanalmente (seguramente los martes) se cargará información de volumen que modificará la portada y llenará de contenido nuestra página.

Venimos muy embalados de la Cabalgata por las Huellas del Ranquel; venimos con paisaje en los ojos, con aromas y con la sensación de haber estado haciendo tradición.
Con respecto a EL TRADICIONAL, usted sabe que razones de fuerza mayor hicieron que deba habitar dentro de las páginas de EL FEDERAL con la buena noticia que usted lo tendrá todos los meses en sus manos. Como dice el Dr. Guillermo Palombo, insigne colaborador de fuste de nuestra revista: “El Tradicional es la sección más importante de El Federal”, y así debe ser, porque me ha dicho su director que le ha venido muy bien la incorporación de El Tradicional, porque le tracciona la venta a El Federal. Eso me pone muy orgulloso y me alegra por nuestros colaboradores que escriben absolutamente desinteresadamente, algunos desde hace más de diez años, y teniendo en cuenta que EL TRADICIONAL tiene 17 años, es mucho decir.
Gracias a todos.

Página 17 de 18