Raúl Finucci

ANEMIA INFECCIOSA EQUINA SEGÚN SENASA

El pasado 12 de octubre, en la ciudad de Chivilcoy el Ministerio de Agroindustria bonaerense puso en marcha un plan piloto de identificación; su aplicación será gradual y alcanzará a casi 700.000 animales.
Se aplicarán chips a los caballos, aunque no sean transportados. Tendrán DNI y será obligatorio, de a poco, en todo el país.
Además de charlar a través delos micrófonos de EL TRADICIONAL con el Médico Veterinario Juan José Pico, responsable operativo SENASA de Bragado, quien nos dio explicaciones de lo actuado antes y después de la 45° Fiesta Pcial. Del Caballo, EL TRADICIONAL indagó en la página oficial de SENASA, encontrando esta definición:
“La Anemia Infecciosa Equina (AIE) es una enfermedad retroviral de los équidos, que se caracteriza por signos clínicos agudos y/o crónicos recurrentes, que pueden incluir fiebre, anemia, edema y caquexia en algunos animales. Muchos caballos presentan signos leves o inaparentes en una primera exposición y son portadores subclínicos del virus. Es probable que los propietarios no noten la infección de sus animales, a menos que se realicen pruebas serológicas. Todos los caballos infectados, incluidos los asintomáticos, se convierten en portadores y son fuente de infección durante toda su vida.
La AIE es causada por el virus de anemia infecciosa equina, un lentivirus de la familia Retroviridae que se ha encontrado en casi en todos los países del mundo.
Se transmite mecánicamente desde las piezas bucales de insectos picadores y por cualquier objeto corto punzante que contenga sangre infectada.
Algunos insectos, como las moscas de los establos (Stomoxys calcitrans), pueden transmitir la AIE. Los vectores más efectivos son las moscas picadoras de la familia Tabanidae, especialmente las moscas de los caballos (Tabanus spp. y Hybomitra spp.)
El período de incubación es de una semana a 45 días, aunque puede ser mayor.
Los signos clínicos de la forma aguda de la AIE, generalmente son inespecíficos. En algunos casos, en caballos, el único signo es la fiebre, que a veces va acompañada de inapetencia transitoria. En los casos leves, la fiebre puede durar menos de 24 horas. Los caballos más severamente afectados pueden debilitarse, deprimirse y permanecer inapetentes, con signos adicionales tales como ictericia, taquipnea, taquicardia, edema con fóvea ventral, trombocitopenia, petequias en las membranas mucosas, epistaxis o heces sanguinolentas. Puede producirse anemia, aunque es más probable que sea grave en los animales crónicamente afectados. Las infecciones inaparentes pueden convertirse en sintomáticas cuando ocurren otras enfermedades simultáneamente, estrés severo o trabajo intenso.
La Argentina establece bajo Programa que los equinos sean evaluados para la AIE. La normativa oficial obliga a la realización de un test serológico previo al movimiento de equinos, debiendo ser negativo. Asimismo, se recomienda a los propietarios que implementen el test al ingreso de equinos a los predios, como así también, un test diagnóstico a la totalidad de los equinos del predio una vez por año, a los efectos de la detección de reactores positivos.
Es importante destacar que no existe vacuna disponible.”

Roberto Chagallo, descendiente directo de Tehuelches, se pregunta:”¿Saben los estudiosos entendidos que en 1806, el invasor Araucano Choroy con una poderosa caballería y lanzas arrasó a la infantería Tehuelche, que se defienden con boleadoras?

PRILIADIANO PUEYRREDÓN...PARA QUÉ MÁS...

Por Carlos Raúl Risso Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si a veces encaramos asuntos de pintores no es que seamos expertos del tema, sino, simplemente porque nos interesa. Para los que andamos en el tradicionalismo con ganas de aprender, la pintura costumbrista conforma un capítulo más que importante, por lo que frecuentemente nos remitimos a ella.

EL TÁBANO

por Oscar Lura

Hace un tiempito que no andaban mis palabras por EL TRADICIONAL, no sé si es que nuestro director decidió frisarme o algo parecido, pero la cuestión es que “de nuevo estoy de vuelta…” como dice la zamba del “Chango” Rodríguez, el que tuvo que “…hacer una alto por un toro mañero…”, como los que deben hacer un “alto” por tener que matar a un delincuente y después demostrar que mediante escribano público, el ladrón firmó matarlo, para evitar ir preso.
Pero el tema es otro. Yo les cuento porque estoy entre “bambalinas” de EL TRADICIONAL . En realidad pensaba poner “en la cocina”, pero hoy no es una expresión muy feliz.
¿Vieron lo que escribió Finucci arriba, en su EDITORIAL?, bueno, les cuento. Uno de los socios fundadores de la Confederación Gaucha Argentina le dio varias cajas llenas con todo lo que había guardado de las comunicaciones del “Comodoro”.
Hace rato que Finucci las tiene y las había visto solo por arriba, como revisando al vuelo, pero parece que hay cosas más que interesantes. Les cuento que tal vez salga en distintos informes aquí en esta web (sino donde).
Yo les diría que estén atentos, a esta página hay que entrar constantemente porque tiene mucho material.
Otro tema: ¿qué le pareció la nota de “El Nimo del Tradicionalismo”?
¿No la leyó?, bueno búsquela en CONTENIDOS que está en la barra de menú, arriba o en lo títulos que se van guardando al final de la página. Parece que este “Nimo” trucho, está preparando otra nota picante, porque la de la cena hizo ruido.
Recontra otro tema: No estuve en Luján el domingo, pero el viernes pasé por el Viejo Camino de Gauna (Avenida Gaona) y había un montón de “boligoma” (léase carritos con ruedas de goma), espero no hayan pasado. Le voy a preguntar a Javier Melo porque no los menciona en su cobertura (parezco un fiscal).
En EL TRADICIONAL por AM 1300 y la Cadena Nacional de Emisoras Criollas, se le hizo una nota, en el bloque “La Huella Mustad” a una mujer miembro de una ONG, Gabriela Rosas, quien pertenece a Voluntarios por los Caballos, ellos estarían a lo largo de Gaona asistiendo a los montados y junto a la policía retirando a los que no puedan seguir, por distintos motivos.
Creo que la otra semana la van a sacar al aire de nuevo para que cuente como fue la cosa.
Hasta la próxima.

Hace algo más de un año, un dilecto amigo que confió su archivo de la Confederación Gaucha Argentina, creada en 1980 en san Antonio de Areco. El 18 de diciembre de ese año según reza espantosamente la página oficial de la Confederación, en su apartado “Quienes Somos” – “Historia”: “…un grupo de líderes gauchos…” se reunieron en casa de mi muy recordado “pepe” Guevara, porque habían sido invitados por la Confederación de Charros de México y quedaron maravillados con su organización.

Quien me legara el archivo asegura que el Comodoro (o “Cadete”) Güiraldes, no estuvo en esa reunión, por lo cual es equivocada la idea de que él fue el fundador. Sí fue su primer presidente, hasta que pasó el mando al Dr. Caballero en San Juan, con lo que logró que lo que fue una gran idea, con magníficos proyectos, fuera hoy solo un sello con algunos hombres que por cercanía a la provincia, cumplen el rito de reunirse y plantear algunas actividades, algunas lejanas de los objetivos originales.

Me comprometo a ponerme a trabajar sobre el archivo de marras: hay cartas, boletines, informes, en fin, todo lo que el Sr. Güiraldes generaba, que no era poco y podría haber sido extraordinario, de no ser por su personalismo y sus “mañas”.

Ya les contaré.

A CABALLO A LUJÁN

Por Javier Andrés Melo

Cada año al llegar el mes de septiembre los tradicionalistas se reúnen en la ciudad de Luján para visitar a la Virgen Gaucha; el origen de esta Peregrinación a Caballo fue una propuesta de Monseñor Serafini a unos paisanos del Círculo Criollo El Rodeo en 1945.

EL CUCHILLO FLAMENCO

Por Guillermo Palombo

Las palabras tienen la singularidad de no pasar o morir con las ideas o cosas que expresan o representan, sino de sobrevivirlas por espacio de siglos, para desesperación de los filólogos, etimologistas e historiadores., y en este caso para los coleccionistas argentinos de cuchillos criollos.

DON ROBERTO, SEÑOR DE TRAPALANDA

por Carlos Raúl Risso

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ochenta años atrás, el 20 de marzo de 1936, de una repentina neumonía moría en su habitación de pasajero del Hotel Plaza de la ciudad de Buenos Aires, el “gaucho escocés” D. Robert Bontine Cunninghame Graham,

CUANDO "EL COMODORO" METIÓ LA COLA

por Raúl Oscar Finucci

Para referirme al tradicionalismo, y la incorporación de espacios para difundir nuestra cultura criolla, diré que hace tiempo fui invitado (le había enviado un correo electrónico) por el sr. Mariano Wullich, uno de los directores del diario La Nación, a escribir mensualmente en el “Rincón Gaucho”, sección que aparece los sábados en el suplemento “Campo” de dicho matutino.
Desde ya, le dije que lo haría con gusto a pesar de no percibir más remuneración que ver mis notas “en letras de molde” en el diario de los Mitre.
Mi viejo estaría orgulloso, ya que fue siempre lector de La Nación, desde el título a la contratapa. A mi me cuesta un poco decidirme, y no porque no me guste el medio, además, una vez José Gobello creador de la Academia del Porteña del Lunfardo, además de colaborador de la revista “Todo es Historia”

EDUCAR BIEN

Acabo de escuchar a un especialista en educación, con acertadas apreciaciones en cuanto a las horas que los alumnos deben estar en clase y las famosas “horas extras” por decirlo de alguna manera, que a veces desacomodan la mecánica de los padres en cuanto a viajes y demás. Decía este señor, especialista evidentemente, que no es cuestión de agregar horas, sino mejorar la calidad de las establecidas. Daba el ejemplo de unos estudiantes que protestaban porque a la mañana tenían Matemática y a la tarde nuevamente. Es claramente, no aprovechar el tiempo. Pero no es culpa de los jóvenes, hay muchísimos maestros/as y profesores/as, que no se capacitan, que solo cumplen. Nadie se ofenda, está a la vista.
Con lo que no logro decidirme, es si estoy de acuerdo o no, con dar tarea para el hogar, vulgarmente llamado “deberes”. No sé, no me decido a rechazarlos, y pienso que debe estar encadenado a aquello de que no se aprovechan bien las horas de clase.
Como dice Pichón Gruppo: “Vamos a ver como se revuelca el toro”.

Página 7 de 19