DISFRUTAR CADA MOMENTO

26 Agosto 2016

Es difícil abstraerse de la desgracia de tener cerca, a mano, a dos amigos menos y en las circunstancias ocurridas. A veces me acuesto y los veo al cerrar los ojos. Y no digo esto para “vender humo” como se dice en el fútbol, lo digo porque me pasa. Fue muy duro.

A esto se suma lo sucedido a la esposa de Claudio Di Ciano, y a cada caso que cada familia tiene, cercano a la desgracia, porque así es la vida. Con lo cual, debemeos entender que cada momento sin estos dolores o preocupaciones, hay que disfrutarlo enormemente. 

El tradicionalismo ha sido siempre, para mí, una actividad a disfrutar, y como coincide con que es mi trabajo, no puedo dejar de pensarlo así. Pero yo veo a tradicionalistas que tienen diversas ocupaciones; ya sean comerciales, empresariales, profesionales, o se ocupen de lo que se ocupen, que disfrutan realmente los momentos en que nos reunimos, en la circunstancia que sea, a “hacer tradición”. Y lo bueno es que la tradición gaucha tiene muchos costados para desarrollar y que nos pueden hacer partícipes; artesanías en plata, textiles, trabajos de talabartería, en sogas, también la música, los recitados, las danzas, las actividades ecuestres, viejes en grupo, en fin, una gran cantidad de actividades que reúnen familias y amigos, y cosen como con tientos fuertes, relaciones de amistad.
Soy muy feliz de participar en el Movimiento Tradicionalista Argentino (como le gusta decir a Carlitos Lunardi), porque me ha llenado de cosas.
Será por eso que sufro tanto una pérdida.