PREMIO "EL TRADICIONAL" EN "EL FOGÓN" DE CHIVILCOY

01 Noviembre 2016

Por Raúl Oscar Finucci
El sábado 22 de octubre “El Fogón de Chivilcoy” se vistió de gala, con el Concurso de aperos organizado por Eduardo Bailleres y Martín Jaureguy para que la institución que preside el Sr. Reynoso, lo enmarcara en la tradicional “Fiesta del Resero”.
Llegamos el viernes para compartir una cena en “El Fogón” y luego una extensa charla en la confitería del hoytel con que fuimos amablemente invitados por los organizadores.
La charla, con Carlos Arezo, escritor y hombre de radio, versó sobre la posibilidad que la UNESCO declare de Interés Cultural al Gaucho. Participamos de la charla, quien esto escribe, Carlitos Lunardi, Martín Jauregui, un amigo y compatriota de Arezo y Leonardo Ratuschny. Discernimos y discutimos sobre el papel que cabe a Argentina en esta propuesta pero no nos pusimos de acuerdo en quienes deben representarnos. Debo decir que Arezo nos invitó jusnto a Lunardi y Jaureguy a participar de una comisión que podría unirse a la Confederación Gaucha Argentina, que realmente no representa exactamente nuestra opinión. Seguiremos charlando, seguramente.
El sábado lo pasamos muy bien y tuve la suerte de compartir el micrófono con D. Oscar Marchesini y Carlitos Lunardi, enorme maestro, amigo y padre a veces, quien estaba con su mujer Mara y Luciano.
Disfruté mucho el día con mi esposa Daniela Havas, amigos como el ya mencionado Martín Jaureguy con Soledad y Bautista;, Javier Mosquera, Félix Namor, Pichón Gruppo y Patricia; Reinoso padre e hijo; María Elena Cura; Lucho Spinelli y Silvia; Alberto y Marta, Roberto Lopreiato, los Petterini, Leonardo y su hija, en fin, con todos los amigos de tantos años.
Gracias Nani Bailleres por invitarme a entregar el Premio EL TRADICIONAL al Paisano de Mejor Estampa que ganara Mario Garrote y fuera elegido por Carlos Lunardi, Pichón y Mariano Errecaborde (h).
Al terminar, fuimos a El Recreo del Pampa Cura a escuchar una disertación sobre patrimonio cultural y a seguir compartiendo con amigos como Carlos Arezo de la República Oriental del Uruguay, su esposa y otro matrimonio que los acompañó.
Lamentablemente no nos pudimos quedar hasta el domingo por otro compromiso, pero no faltará oportunidad, ya que siempre la gente de “El Fogón” ha sido muy considerada con nosotros.
Esto es tradicionalismo; culto al gaucho, al caballo y a la amistad.

Foto: Javier Mosquera