MAS PATRIA Y MENOS PERSONALISMO

27 Mayo 2014

Acaso mi espíritu nostalgioso me lleve a pensar que los festejos del 25 de Mayo de mi lejana infancia eran mejores que estos de hoy. Y no hablo de los festejos escolares, sino de los festejos oficiales en Plaza de Mayo. Antes de que alguien piense lo incorrecto, le aclaro que no reuerdo ni que años ni con que gobiernos, solo recuerdo a los granaderos desfilando, las bandas militares y mucha gente en las calles agitando banderitas argentinas. Ni pancartas ni partidismo.
Y no me molesta pensar que esos desfiles eran hermosos, porque reflejaban la historia patria, que se hizo a pata de caballo y fuego de metralla, como todas las libertades conseguidas en el mundo, por quienes necesitaban desprenderse de sus extranjeros gobernantes.
Quiero un 25 de Mayo apolítico. Como verá, no estoy hablando políticamente ni calificando. Quiero que lo más importante en una acto sea la patria y no sus actores.
Mis respetos.