UN GRITO SAGRADO

23 Marzo 2015

Ya hemos parido a EL TRADICIONAL, y no fue fácil, después de diez años de ser editados por Infomedia. Pero hemos vuelto al ruedo a nuestra propia cuenta y riesgo, con nuestras propias armas, que entiendo, son la voluntad familiar de trabajar en grupo, y nuestros colaboradores inclaudicables, que desde hace años nos enorgullecen con su desinteresada participación. Aunque “desinteresada” no es la palabra correcta, porque tienen un enorme interés, que desde ya no es el dinero, sino la continuidad de nuestro periódico y su participación en él. Porque EL TRADICIONAL es de todos.
Seguramente en esta semana, corta por los puentes y el feriado, estarán llegando los primeros periódicos a los suscriptores de todo el país. A ellos le agradecemos mucho, porque los que los reciban esta semana serán los que respondieron inmediatamente a nuestra convocatoria: ¡Suscríbase!. Convocatoria que repito en este editorial, porque necesitamos que se suscriban para seguir adelante con todo lo que significa EL TRADICIONAL y que usted no necesita que le cuente de nuevo, ya que está viéndonos en su computadora y seguro nos escucha a través de alguna de las radios por las que emitimos nuestra temática.
¡Suscríbase! Es nuestro grito, porque además de lo que conoce, como le decía, está mi contacto diario a través del Facebook con miles de personas que me siguen para leer lo que publico allí y porque contesto todo lo que me preguntan. Suscribirse es una manera de recibir el conocimiento en su casa en papel y formato tabloide, el mío y el de los excelentes colaboradores que me acompañan, y de que la maquinaria siga funcionando.
¡Suscríbase! No es un ruego, los que me conocen saben que no es mi estilo, pero es una arreglo justo. Es bueno para todos.
¡Suscríbase! Es nuestro grito sagrado de hoy, porque como digo al terminar mi programa por Radio Splendid: “Esto es EL TRADICIONAL O MUERTE…y usted sabe porque”.