LA RENGA EN BRAGADO

21 Abril 2015

Por Raúl Oscar Finucci

El Sábado 18, “La Renga” se presentó en la ciudad de Bragado, sobre el acceso que entra desde la Ruta 46, en lo que se llama “Circuito de Salud” junto a la terminal de ómnibus.
Varios días antes se vio como se armaba un impresionante escenario de más de cien metros de ancho y 24 de alto. También se vio gente vallando el costado del acceso que da a la ciudad.
Lamentablemente no se pusieron tachos para la basura que cubrió los tres kilómetros que hay desde el predio hasta el Monumento al caballo sobre la Ruta 46 y de allí a la Ruta Nacional 5 que se convirtió todo en un gran basural. De la repercusión sonora pregúntenle a los vecinos cercanos y no tanto.
Hubo gente ocupando plazas con sus precarios campamentos y durmiendo en veredas. En el Parque de la Laguna, lugar natural para que todos acampen allí, se cobraba entrada por persona y se les llegó a pedir 400$ por micro, lo que hizo, que el lugar ideal para la concentración de visitantes, tratara de convertirse en un negocio para algunos, menos para los puesteros a los que, según he escuchado en una radio local, se les pidieron 900$ para instalarse y debido a lo ya comentado, no vendieron ni para los gastos.
Conclusión: 60.000 personas fueron a Bragado desde diversos puntos de la provincia y el país. Bastantes más personas que habitantes tiene la ciudad.
No haré hincapié en un joven muerto y otros hechos porque son lamentablemente corrientes con tanta gente concentrada en un lugar y con tanto espacio abierto. Pero si puedo decir que aún hay jóvenes en algunos semáforors tratando de ganarse monedas con algún malabar, y otros que andan caminando porque no han vuelto a sus lugares de origen. Algunos se quedarán, seguramente, en busca de una oportunidad mejor, como hacen los pescadores en Mechita, localidad que está a 8 kilómetros de Bragado.
Pero en realidad, el motivo de este editorial, es preguntarle al Sr. Intendente Municipal Aldo San Pedro, cual es la vara que utiliza para decidir qué molesta y qué no molesta a sus vecinos?
Porque no olvidemos que el Sr. Intendente fue quien decidió estropear la Fiesta Provincial del Caballo sacándola de la plaza central de la ciudad porque un día y medio se instalaban los fogones tradicionales de las carpas de colegios, instituciones y demás, y el humo molestaba a algunos. Pero no se tuvo en cuenta el hecho cultural; la excelente exposición de artesanos invitados en la escuela Número 1, centro neurálgico de los tradicionalistas que de todas partes convergían a Bragado. Los puestos de “pilcheros” y en el verdadero “ágora” griega en que se convertía el centro de la ciudad uniendo comercio y cultura. Tampoco se tuvo en cuenta lo que genera una semana de hoteles llenos, confiterías y lugares para comer colmados, quioscos trabajando incesantemente, almacenes y rotiserías. Molestaba el humo.

Es claro que también convivían puestos que nada tenían que ver con la fiesta, pero estaban reunidos en un sector, como otra oferta comercial.


La Fiesta del caballo, como las antiguas fiestas de los pueblos de todo el mundo, se hacen dentro del pueblo, pero en Bragado se decidió enviar los puestos y carpas de fogones donde tocó “La Renga”, lo que provocó que haya algunos fogones menos, que se hayan multiplicado los puestos de venta de quienes nada tienen que ver con la fiesta y que el Movimiento Tradicionalista haya dado su opinión, simplemente no asistiendo allí y llegando en menor número cada año.
Por eso mi pregunta es ¿Con qué criterio la Fiesta Provincial del Caballo molesta con sus 1500 jinetes absolutamente ordenados y concentrado en la Laguna y se permite un recital con 60.000 asistentes que han dejado lo que se puede ver?
No pienso en otros motivos, no quiero pensarlos.
Oficialmente se dijo que “La renga” había dado por ganancia 150.000$ para la comuna. Con lo cual, también fue un mal negocio.
Me dicen que están pensando ahora en el “Indio” Solari, pero molestan “los gauchos”.