NOTICIAS DE VIAJE

08 Octubre 2018

por Pablo Giachello - 

Este año anduve por Uruguayana para la fiesta de Farroupilha, una semana de muchas actividades; la antorcha se prende una semana antes

y es escoltada durante cada ocho ohras por los centros tradicionalistas. Este año desfilaron unos dos mil jinetes, pocos para ellos por el tema de "mormo", la peste equina que se detecto al Norte y centro del Brasil, por tal motivo, como sucede en nuestro país, por las dudas paralizan todo evento criollo. En Rio Grande para desfilar este año se necesitaba entre otros estudios, el de anemia+mormo+herrada que cuesta 3500 pesos argentinos, sin contar de alquilar jaula, lo que es mucha plata. Esto repercutió en que pocos cavaleiros desfilaron este año. Los piquetes planeaban desfilar a pie como protesta, pero no se realizó. En general salvo algunas cabalgatas anuales, ellos desfilan para esta fiesta en Uruguayana ya que la esperan todo el año. A la prueba del lazo cada vez más gente se acopla, una verdadera destreza que realizan todos; viejos, mujeres, miños, hay de todo tipo de categorias, hay una que la llaman "la vaca gorda", su nombre se debe a que es lenta la faena y es para aficionados.

Está muy de moda allí el mandil de scilicona, si bien muy poco tradicional (nada diríamos), es bárbaro como se amolda a cualquier lomo.
Les cuento que traje un sirigote que un amigo compró en Uruguay para que Alberto Vomero le haga la carona; éste cuenta con una chapita clavada en el arzón que dice: ESTE LOMILLO LLEGO A NUEVA YORK - MASSEILOT Hnos., solo pude averiguar que es de una talabarteria uruguaya. Habrá que investigar, de que se trata. Otro dato: se están trayendo muchos estilos de frenos, espuelas, monturas de variados diseños, de ese pago para la Argentina y llegan a nuestra Pampa y al Sur también.

Les mando un saludo y firme junto a El Tradicional.