RICARDO ROJAS, RECTOR DEL PENSAMIENTO AMERICANO

17 Agosto 2016
Imagen: de historiadeneuquen.blogspot.com

por Héctor García Martínez

RICARDO ROJAS (Tucumán 16/9/1882- Buenos Aires- 29/7/1957)
Aquí parte de sus pensamiento tomados de su obra "Eurindia"
La Música
“Las violas expresan emociones eróticas, las arpas emociones místicas, las flautas emociones pastorales, los clarines emociones heroicas.

El folklore por su parte,es la más rica fuente melódica en razón de su pureza primitiva: canto inicial de la naturaleza humanizada.
Así la música, siendo entre las artes la que está mas cerca de sus divinos orígenes, ligase a las mas profundas corrientes espirituales del universo y de la vida pero es también un arte de imitación tenido por circustancias lugar y tiempo. Como las otras formas de cultura, la música no es ajena de cultura, no es ajena a la historia. Fue de los anales técnicos de su propia evolución, su historia corresponde a zonas geográficas y a momentos sociales.
Hay una música europea y una música asiática inconfundibles, hay asimismo una música americana.
EL NACIONALISMO EN LA MUSICA
Después de la organización nacional con el auge del cosmopolitismo, progresó nuestra educación musical pero una educación de conservatorio, académica y de beca europea, sin fuentes de inspiración popular, sin documentación folklórica, sin orientación estética propias, ni estímulos para la creación musical.
LA NATURALEZA Y LA VIDA
Y pues la naturaleza es en sí misma un acervo de tradiciones y la historia fue genero exclusivo de nuestra literatura durante varias centurias, artistas actuales deberán ir a esa fuente para nutrirse de espíritu racial, si es que desean definir el lugar que ocupan,por si sola, no podría desde luego satisfacerles en su total ansiedad creadora, de ahí que necesitarían de otras disciplinas previas: la contemplación de la naturaleza y la meditación de la vida, tal como la naturaleza se muestra en nuestra tierra y tal como la vida se manifiesta en el dolor de cada alma.
Lograr que el paisaje y el hombre americano entren definitivamente en el arte no es empresa fácil. Aprendizaje largo es el de la visión y le de expresión cuando se trata de temas o de modelos originales. Se comienza por tomar ensayos y se sigue por laboriosos mejoramientos en la obra estética sucesiva de varias generaciones, si pronto puede un genio anticipar el milagro, pero es por lo general que el arquetipo no aparezca sin una lenta preparación colectiva. Dante, Sakesperare,Cervantes, Miguel Angel, Wagner, han sido predecesores.
No creo que la Naturaleza y la vida argentina se hallen absolutamente inéditas, pero los ensayos que poseemos solo nos han dado una visión fragmentaria y una expresión incompleta. El artista deberá servirse de esos ensayos, pero deberá superarlos. Se trata de que el artista,como si fuera un árbol, eche hondas raíces en tierra americana: que se hinche de su savia tradicional, que se envuelva en la luz de su propia atmósfera, que nos rinda en fruto y belleza la realidad en que se nutre.
El arte no es cosa esporádica y trivial: es grave función histórica. Las superficialidades de la vida cosmopolita, los caprichos de eróticas emulaciones, la vanidad personal a nada conducen.
Es menester inscribirse en una tradición y parece lógico inscribirse en la del país al cual pertenece.
Vivan los artistas argentinos en amor conyugal con su tierra, contemplen, observen, mediten ante el espectáculo de los modelos locales y verán que la belleza y el dolor, fuentes universales del arte existen también ¿qué mas desean?. Por otra parte aquí la belleza y el dolor asumen nuevas apariencias y el goce estético va unido para quien crea, a la emoción inefable de las primeras posesiones.
Digan, si no, los poetas, músicos, pintores, arquitectos,escritores, los artistas todos de la nueva escuela si la emoción estética de su obra no acrecentó en sus almas con sentimiento cívico de quien siente que contribuye a la empresa más alta de su pueblo, y con el orgullo viril de quien procesa en carne viva.
La realidad terrenal está llena de númenes prisioneros y de mundos henchidos de visiones que desean hablar. El arte es quien las libera y quien les da voz.
Paisajes y hombres de nuestra tierra están esperando redentores.
Muchos precursores anduvieron por esos caminos su huella ha quedado en la historia de nuestra cultura. Sigamos por esos caminos hasta donde ellos llegaron.
Dos fuentes universales posee el arte: uno es la naturaleza, otra es la vida. La naturaleza es toda la vida del mundo exterior, la vida es la naturaleza reflejada en el mundo interior de la conciencia.
Formas y ritmos, hallanse contenidos en ambas fuentes.
Ricardo Rojas