El País y el Mundo

Caso García Belsunce: el asesino de Carmel no tardó más de tres segundos en dispararle los seis proyectiles a María Marta

El autor del homicidio de ...

El autor del homicidio de María Marta García Belsunce, la socióloga asesinada en su casa del country Carmel, de Pilar, el 27 de octubre de 2002, no tardó más de tres segundos en dispararle seis balazos a la víctima.

Así lo sostuvo el exjefe de la policía bonaerense y licenciado en Criminalística Daniel Salcedo en su declaración como testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 4 de San Isidro, a cargo del tercer juicio por el homicidio ocurrido hace casi 20 años.

Salcedo, que tuvo una carrera de 33 años como policía y cumplió funciones en la División Homicidios y que estuvo a cargo de la Policía Científica, explicó que el asesino de García Belsunce pudo haber disparado los seis proyectiles en un lapso de entre un segundo y medio y tres segundos. Y para dar crédito a sus palabras hizo la prueba gatillando con un descargado revólver calibre 32, el mismo calibre que el arma utilizada en el crimen.

Salcedo hizo una análisis de la secuencia fáctica del homicidio de García Belsunce. El licenciado en Criminalística recordó que a principios de 2003 fue designado como jefe de la Policía Científica de la fuerza de seguridad bonaerense y se puso a disposición de Diego Molina Pico, primer fiscal a cargo de la investigación, pero el funcionario judicial no lo sumó a la pesquisa.

Durante su exposición, el exjefe de la policía bonaerense habló de las características del revólver calibre 32. Explicó que no es un arma utilizada para defensa personal. “Es lenta, los proyectiles van por debajo de la velocidad del sonido y tiene una baja energía cinética”, sostuvo el testigo. A García Belsunce la mataron a balazos con un viejo revólver calibre 32.

También se refirió al ruido que produce este tipo de armas al disparar. “Es bajo el ruido, tiene pocos decibeles”.

En ese momento el fiscal Patricio Ferrari le preguntó a Salcedo el olor que deja en el ambiente la deflagración de los disparos. “La humedad enmascara cualquier olor”, explicó el licenciado en criminalística. García Belsunce fue asesinada en el baño de la planta alta de su casa de Carmel y la bañadera esta llena de agua.

Salcedo mostró y explicó una reproducción en 3D de la secuencia del ataque a García Belsunce, donde exhibió cómo, según el análisis que hizo de las pruebas reunidas en el expediente, el homicida golpeó primero a la víctima y después le disparó los seis tiros con el revólver calibre 32.

“De acuerdo a la descripción de los médicos tenía una lesión en la parte trasera de la cabeza que habría sido provocada en forma previa a los disparos”, sostuvo. Para Salcedo, el asesino, antes de usar el arma, buscó poner en estado de indefensión a la víctima.

El perito también habló del famoso “pituto”, el proyectil que rozó la cabeza de la víctima y que fue arrojado en el inodoro del baño.

“No se sabe si el disparo del ‘pituto’ fue el primero o último porque no sigue la cadencia de los otros cinco”, aclaró Salcedo.

Si bien dijo que la hipótesis más probable es que ese famoso proyectil hubiese sido el primero en ser disparado, explicó que existía la posibilidad que fuese el último disparo por el corrimiento del arma o de la cabeza de la víctima, es decir “el blanco” del delincuente.

Homicidio en Kansas. Amazon Alexa: el dispositivo que podría ser la clave para saber cómo mataron a Camila Behrensen y a su amigo

Pero, sostuvo que es más probable que el “pituto” haya sido el primer disparo y, en ese momento, la víctima ingresara en un estado de indefensión.

Salcedo también se refirió a la distancia de los disparos respecto de la víctima. Sostuvo, como ya lo habían dicho otros testigos, que entre la boca del cañón del revólver y la tabla ósea hubo un mínimo de entre 10 y 15 centímetros y un máximo de 25 centímetros.

Cámara oculta

La audiencia había comenzado con la declaración testimonial de Carlos Alberto González, un investigador privado que trabajó para la familia de la víctima, contratado por los abogados Oscar Salvi y Alejandro Novak.

González, en noviembre 2003, hizo una cámara oculta donde grabó a Mario Rivero, un hombre que trabajó como casero en la tosquera de la familia de Nicolás Pachelo, el exvecino del country Carmel acusado de ser el autor del crimen, donde relató que a pedido del sospechoso compró 15 balas calibre 32 largo, como las utilizadas por el homicida, y recordó que el imputado practicó tiro en la tosquera familiar.

La cámara oculta y la investigación hecha por González ya habían sido mencionadas en la audiencia donde declaró como testigo John Hurtig, uno de los hermanos de la víctima.

¿Usted vio la filmación que se obtuvo de la cámara oculta?, le preguntó el 17 de agosto pasado el fiscal Patricio Ferrari a Hurtig. “Sí”, fue la respuesta.

Hoy, antes de que fuera exhibida la cámara oculta, González hizo un relato de su trabajo como investigador privado. Recordó que acompaño a Hurtig a un bar de recoleta donde se reunió con Francisco Pachelo, hermano del sospechoso.

En ese encuentro, según dijo Hurtig bajo juramento de decir la verdad, Francisco Pachelo le afirmó: “Mi hermano mató a tu hermana”.

Francisco Pachelo, cuando declaró en el juicio, afirmó que, poco antes del homicidio de Carmel, su hermano Nicolás había comprado proyectiles calibre 32. A García Belsunce la mataron a balazos con un viejo revólver calibre 32.

González dijo que después del encuentro en el bar de Recoleta fue a dos comercios de Del Viso, en Pilar, donde supuestamente Pachelo había comprado los proyectiles: uno era una vidriería y otro un local donde se vendían pájaros y alimento, conocido como la pajarera donde adquirió 12 balas calibres 32 largo por las que pagó 11 pesos. Todo quedó registrado en una filmación hecha con una cámara, que luego presentó en una escribanía.

El investigador privado tuvo dos encuentros con Rivero, uno en noviembre de 2003 y en 2005. El casero declaró como testigo ante el fiscal Andrés Quintana en 2017. El representante del Ministerio Público pidió que se incorpore el testimonio por lectura.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/seguridad/caso-garcia-belsunce-el-asesino-de-carmel-no-tardo-mas-de-tres-segundos-en-dispararle-los-seis-nid05102022/

Volver arriba