AUTÉNTICA CIUDAD DE LA TRADICIÓN

Fundamentos de su aseveración

Siempre he sostenido que la auténtica Ciudad de la Tradición es Gral. San Martín, en la Provincia de Buenos Aires, pegada a la Ciudad de Buenos Aires con la Avenida General Paz como límite.
Y ésta aseveración no va en desmedro de San Antonio de Areco, de tremenda historia, bella, turística y llena de figuras importantes de nuestra tradición gaucha, como lo fueran “Pepe” Guevara, José Draghio el mismo Juan José Güiraldes sobrino del autor de “Don Aegundo Sombra”.
Areco tiene todo para ser la ciudad de la tradición; el Parque Criollo con su Museo y La Blanqueada; el Puente Viejo; antiguos boliches, pulperías y bodegones; las calles adoquinadas que rodean la plaza de la Iglesia y bajan hacia el Río Areco… todo.
Pero en mi querido y vapuleado San Martín, nació José Rafael Hernández, autor de “El Gaucho Martín Fierro” aparecido el 6 de diciembre de 1872 en páginas impresas en la imprenta La Pampa, de forma rústica y casi sin corregir. Años más tarde, en 1879, aparece “La Vuelta de Martín Fierro” que según un oriental que me escribirá hace poco, habría sido escrito en Montevideo, durante el exilio forzado por Sarmiento quien pidiera su cabeza. No hay documentos que avalen eso, por ello solo pude decirle al amigo uruguayo “si seguimos así Messi va a ser de Paysandú”. Humorada que no respondió.
Pero volviendo a Hernández, digamos que su nacimiento en la Chacra Pueyrredón, del Caserío de Perdriel, fue a escasas treinta cuadras de la plaza central de la ciudad.
Poco conocen sus vecinos del hoy Museo José Hernández-Chacra Pueyrredón. Poco parece importar la historia del poeta, tan poco, que su actual Secretaria de Cultura Nancy Cappelloni, esposa de Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas de la Nación, ha profanado paredes y ventanas de un parte aledaña a la casa principal, para hacer baños y vestuarios. Esta construcción ha sido declarada “Lugar histórico Nacional” y el Museo tiene la declaración de “Museo Histórico Nacional”.


Sin dudas, y volviendo a San Martín “Ciudad de la Tradición”, digamos que a ésta le sobran pergaminos, porque sin José Hernández y su rescate del gaucho, no hubiese existido el culto a nuestro pasado campero y sobre todo, a nuestro símbolo de identidad: el gaucho.